Noticias
Entradas
Comentarios
hacker emblem

¡¡¡Una buena noticia para los ingenieros e ingenieros técnicos!!!

El Gobierno ha cambiado sus planes y no todas las ingenierías se tendrán que hacer en cuatro años cuando la universidad se adapte en 2010 al esquema común europeo. Las técnicas duran ahora tres años, y las superiores, cinco. Aunque todos los futuros ingenieros tendrán que estudiar los cuatro cursos del título de Grado, para poder ejercer los trabajos que hoy hacen algunos de los ingenieros superiores habrá que cursar también un Máster, es decir, uno o dos años más. Así lo aseguró ayer el Gobierno tras modificar la propuesta enviada recientemente al Consejo de Coordinación Universitaria.

La estructura actual de dos tipos de ingeniería de diferente duración y diferentes atribuciones profesionales reguladas por la ley [de momento, todas menos Química e Informática] se mantendrá. Se adapta, eso sí, a la estructura común acordada para toda Europa, dividida en un Grado de cuatro años y un Máster de uno o dos. El documento que la semana pasada mandó el Gobierno a la subcomisión de enseñanzas técnicas de Consejo de Coordinación Universitaria desató las críticas de los colegios de ingenieros superiores -el término con el que son mayoritariamente conocidas estas titulaciones de ciclo largo aunque esta nomenclatura se eliminó a principios de los ochenta-. Se quejaban de que aquel texto no aseguraba la futura existencia de los dos tipos de ingeniería.

Ayer, tras la reunión del Gobierno con la comisión universitaria que estudia la futura adaptación de las enseñanzas técnicas, el documento se rehizo “para aclarar dudas”, dijo el secretario de Estado de Universidades, Miguel Angel Quintanilla. “Para obtener las atribuciones profesionales que hoy tiene cualquiera de las ingenierías de ciclo largo puede que la formación que se requiera sea la de máster”, aseguró. Todos los graduados podrán ejercer como ingenieros, aunque tal vez con competencias distintas, añadió.

No especificó el Gobierno qué carreras actuales “se dividirán” en Grado y Máster. Una comisión de la que formarán parte el ministerio, los rectores de las cuatro universidades politécnicas españolas (Madrid, Cataluña, Valencia y Cartagena), los colegios profesionales (técnicos y superiores), y la Academia de Ingeniería estudiará una por una las titulaciones para decidirlo. Las universidades propondrán los planes de los grados y másteres en ingeniería y las atribuciones profesionales a las que darán acceso. Y esas titulaciones tendrán que cumplir los requisitos formativos de las carreras que hoy dan acceso a esas competencias.

El secretario general admitió “problemas de encaje” a la nueva estructura, pero aseguró no se está arreglando “el problema de las competencias profesionales, sino mejorando la formación de los profesionales”. Así uno de los objetivos que se ha marcado el Gobierno es adaptar los planes de estudio para conseguir que el tiempo que tardan los estudiantes en terminar la carrera se acerque más al tiempo teórico para hacerlo. Hoy, la media para titularse es de dos años más de lo inicialmente previsto.

Tanto el Gobierno como los sectores profesionales admiten que aunque existen leyes que regulan el ejercicio de la mayoría de ingenierías, la situación no está clara. Muchas de las ingenierías superiores tienen regulaciones de hace más de medio siglo. Por ejemplo, la de los Ingenieros Industriales, que se remonta a un decreto de 1935. En él se atribuye a estos profesionales la posibilidad de proyectar, ejecutar y dirigir toda clase de instalaciones de las ramas industrial, química, mecánica y eléctrica y de economía industrial. Por su parte, un ingeniero técnico industrial puede hacer lo mismo (según una ley de 1986 que regula todas las ingenierías de ciclo corto), pero sólo en la especialidad que haya cursado, por ejemplo, electricidad. Esto le permite llevar a cabo la instalación de los sistemas eléctricos de cualquier edificio o medio de transporte.
Título y experiencia

En España, estas atribuciones profesionales reguladas se alcanzan sólo con el título académico. En otros países, como Canadá, Reino Unido o EE UU, es necesario que los profesionales pasen por un periodo de prácticas que suele ser de varios años y examinarse después en el colegio profesional.

Por último, el ministerio aseguró que la titulación y derechos profesionales de los actuales ingenieros se mantendrán intactos. Eso sí, si quieren adaptar su antiguo título a las nuevas carreras homologables en toda Europa podrán hacerlo, pero habrán de cumplir los requisitos (más años estudio o acreditando su experiencia) que se establezcan.

Sé el primero en valorar positivamente

Dejar un comentario