Noticias
Entradas
Comentarios
hacker emblem

Una pareja de jubilados neoyorquinos que se mudó a Arizona decidió tomar un taxi para realizar el viaje de unos 4.000 kilómetros hasta su nueva residencia, por miedo a que sus gatos tuvieran frío en el avión.

En Nueva York, una ciudad donde todo es posible, Betty y Bob Matas no tuvieron problemas en encontrar un chofer que aceptara realizar el viaje 38 horas. Y es que la pareja temía que sus gatos murieran de frío en la bodega de carga del avión.

El taxista Douglas Guldeniz aceptó llevarlos hasta la localidad de Sedona y cobró por el viaje unos 3.000 dólares más los gastos.

Según las tarifas de Nueva York, su propina podría oscilar entre 450 y 600 dólares.

Guldeniz parecía contento de recoger a los Matas para realizar lo que probablemente es ya uno de los viajes en taxi más largos y también más caros de la historia.

Sé el primero en valorar positivamente

Dejar un comentario