Incapacitado por su afición al heavy metal

Increíble. Un sueco de 42 años obtendrá una ayuda del estado después de que su afición al heavy metal haya sido considerada como incapacidad. Él mismo confiesa haber asistido a más de 300 conciertos en el último año lo que, junto a su extrema pasión, le causó la pérdida de varios empleos. Su actual jefe le permite escuchar música en el trabajo a la vez que se beneficia de no tener que pagarle todo el salario completo.

La noticia, en inglés aquí.

Via http://meneame.net

Sé el primero en valorar positivamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *