Noticias
Entradas
Comentarios
hacker emblem

Un ADSL de 200 megas es posible

La promesa de John Papandriopoulos es como para tenerla en cuenta. Este joven australiano, recién doctorado en el departamento de ingeniería eléctrica y electrónica de la Universidad de Melbourne, asegura haber desarrollado un algoritmo que permitirá que las operadoras gestionen mejor sus líneas telefónicas convencionales, y ofrezcan a sus usuarios un ancho de banda de 200 Mbps, hasta diez veces superior a las mejores ofertas que hay actualmente en el mercado.

El propio Papandriopoulos recuerda en su web que los distintos escalones de la tecnología DSL permiten actualmente un ancho de banda agregado (subida más descarga) que puede ser de 9 MBps (ADSL convencional), 25 Mbps (ADSL2+) y 250 Mbps (con VDSL2). Estas cifras, sin embargo, son sólo un máximo teórico, como muchos consumidores españoles pueden confirmar.

La culpa de que esto sea así reside en dos factores: la longitud de las líneas telefónicas (a mayor distancia respecto a una central, mayor pérdida de datos) y la diafonía, un tipo de interferencia electromagnética que se produce entre los dos cables trenzados de cobre que forman la red telefónica convencional. Reduciendo esa interferencia, se podría aumentar de nuevo el ancho de banda.

Oídos en todas las frecuencias

¿Cómo se hace? Papandriopoulos asegura que ha desarrollado un modelo matemático para “escuchar” con detalle como funciona cada tramo de la red en cada momento, ya que las interferencias no siempre se producen en las mismas frecuencias, y dependen de factores tan variables como el número de usuarios que están enviando y recibiendo datos, y su actividad.

Mediante esta tecnología, bautizada como “Dynamic Spectrum Management” (DSM, en sus siglas en inglés), o gestión dinámica del espectro, se puede detectar cuáles son las frecuencias que más interfieren con el resto y actuar de forma inteligente, suprimiendo esa banda para un abonado concreto, en un momento dado. De esa manera, aseguran, se consigue mejorar el rendimiento general de la Red para todos los clientes.

El primer paso para la tecnología DSM, propiedad de una sociedad instrumental de la Universidad de Melbourne, ha sido formular dos solicitudes de patente. Melbourne Ventures, que así se llama la empresa, busca ahora socios tecnológicos que le ayuden a ponerla en práctica.

Fuente: ADN.es

Sé el primero en valorar positivamente

Dejar un comentario