Noticias
Entradas
Comentarios
hacker emblem

Al desplegar la arquitectura x86 en los dispositivos móviles, Intel persigue desarrollar la compatibilidad que estandarice el uso del software en PCs y dispositivos móviles, ha afirmado Pat Gelsinger, vicepresidente senior de Intel, en la rueda de prensa que la compañía ha organizado con motivo de su cuadragésimo aniversario.

Después de dejarse llevar por el éxito durante décadas, fruto de su decisión de incluir los procesadores x86 en los PCs, Intel dirige su mirada a los terminales móviles e incluye x86 en este tipo de dispositivos, operativos con procesador Atom. La compatibilidad de x86 en los teléfonos móviles impulsará la adopción de los chips en aquellos consumidores que busquen correr aplicaciones en múltiples dispositivos, explica Gelsinger.

A pesar de los deseos de Intel, la compañía tiene que competir contra Arm, un fabricante de procesadores que tiene una presencia dominante en el mercado de procesadores para dispositivo móvil y que, en la actualidad, busca retar a Intel al incorporar sus chips de baja potencia en los servidores. Arm podría ser un importante actor en este mercado aunque la falta de un ecosistema de hardware y software estándar podría ser un problema para la compañía, según ha explicado Gelsinger.

El coste aparejado al desarrollo de chips basado en diseños es además muy elevado, lo que podría ser un desafío para los nuevos fabricantes de procesadores que desean entrar en este mercado. Por su parte, la decisión de fabricar chips en obleas de 450 milímetros ayudará a Intel a reducir los costes de fabricación por procesador, lo que permitirá un uso más eficiente de los recursos, incluyendo el agua y la energía, que, en último caso, podría abaratar el precio de los procesadores. Aparte de su plataforma y las economías de escala, Intel introduce su oferta en el mercado de dispositivos móviles, donde tiene escasa presencia. La compañía ya sufrió un duro revés cuando Steve Jobs, CEO de Apple, afirmaba el pasado mes que utilizaría tecnología de PA Semi para el iPhone. Una decisión que defraudaba a Intel, pero que no ha minado las esperanzas de la compañía de que Apple vuelva a considerar su tecnología para su roadmap de dispositivos móviles.

Aparte de Atom, Intel ha desarrollado nuevos productos que reducen el tamaño del procesador y consumen menos energía. La compañía se encuentra en pleno proceso de desarrollo de una plataforma móvil con nombre de código Moorestown. Esta plataforma incluye un chip sobre el sistema con nombre de código Lincroft, basado en un núcleo de Silverthorne de 45 nanómetros e incorpora un controlador de memoria, vídeo y gráficos en un único chip.

Fuente: PC World

La madre que los parió… ¿qué va a ser lo próximo? ¿llevar un supercomputador en una pulsera?

Sé el primero en valorar positivamente

Dejar un comentario